fbpx

Ansiedad en personas mayores: consejos para controlar los síntomas

Los trastornos de ansiedad  en personas mayores son bastante comunes y afectan del 10% al 20% de las personas. Sin embargo, los trastornos de ansiedad a menudo no se diagnostican. La ansiedad se encuentra con más frecuencia que la depresión y los trastornos cognitivos en los adultos mayores.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es el tipo más común de trastorno de ansiedad diagnosticado en adultos mayores. A esto le siguen las fobias, el trastorno de pánico y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Estos y el trastorno de estrés postraumático (TEPT) son los tipos más comunes de trastornos de ansiedad diagnosticados. Por suerte, existen técnicas que pueden ayudar a controlar los síntomas de ansiedad en personas mayores.

¿Qué es ansiedad en personas mayores?

Normalmente es un sentimiento temporal que ocurre cuando están preocupados por algo. Esto puede ser una próxima cita médica o un compromiso social. A menudo, una vez que se resuelve la situación, la ansiedad desaparece y la persona afectada puede relajarse nuevamente.

Sin embargo, la ansiedad en personas mayores puede convertirse en una presencia constante en la vida de algunas personas. Puede ocurrir como resultado de otras condiciones de salud mental como la agorafobia o un trastorno de pánico. A otras personas se les puede presentar un trastorno de ansiedad general. Esto es cuando las personas están ansiosas por una variedad de situaciones y experimentan pensamientos de preocupación constantes.

El nerviosismo en personas mayores, especialmente durante períodos prolongados, puede ser agotador y puede tener un impacto en la salud física y mental. También puede resultar en sentimientos de aislamiento. Por lo tanto, es importante comprender algunos métodos para controlar los síntomas de ataque de ansiedad en ancianos.

Síntomas de ansiedad en ancianos

Muchas personas experimentan preocupaciones a veces. Estos no siempre son signos de ansiedad, especialmente si pueden tener otras cosas. Los estados de ansiedad en ancianos a menudo se presenta como una combinación de síntomas físicos y mentales. Estos pueden variar de persona a persona, pero hay algunos signos comunes.

Los síntomas de ansiedad en personas mayores incluyen:

  • Luchar por pensar en algo que no sea preocupaciones y miedos (falta de concentración).
  • Problemas para dormir.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca o palpitaciones.
  • Respirar más rápido de lo habitual.
  • Inquietud o sensación de tensión.
  • Falta de motivación o evitar actividades.
  • Transpiración.
  • Problemas estomacales.

Los ataques de ansiedad en personas mayores pueden hacer sentir muy incómoda a la persona que lo está padeciendo. En algunos casos, los síntomas pueden intensificarse hasta que la persona experimente un ataque de pánico.

Anciana intentando calmar la ansiedad

¿Cómo se manifiesta la ansiedad en ancianos?

Durante un ataque de ansiedad en ancianos, los síntomas habituales de ansiedad aumentan. Es probable que una persona que sufra un ataque de pánico experimente latidos cardíacos acelerados, dificultad para respirar, temblores en todo el cuerpo y mareos. Algunas personas también pueden sentir un hormigueo en los dedos de las manos o los pies, secuela de boca y náuseas.

Vale la pena señalar que los ataques de ansiedad en personas personas mayores y los ataques de pánico, aunque similares, no son lo mismo. Los ataques de ansiedad ocurren debido a un desencadenante específico, como llegar a una cita médica y sentirse inseguro. Los ataques de pánico pueden ocurrir repentinamente sin un desencadenante aparente. Sin embargo, los ataques de pánico a menudo duran menos tiempo que un ataque de ansiedad.

Tipos de trastorno de ansiedad en personas mayores

La ansiedad en personas mayores puede tomar varias formas y puede ser causada por varios factores.  Algunas personas experimentan una ansiedad tan frecuente o pronunciada que se clasifica como un trastorno de ansiedad. No debemos confundir un ataque de nervios en ancianos con un ataque de ansiedad. Ejemplos de trastornos de ansiedad incluyen:

Agorafobia

Que significa “miedo a los espacios abiertos”, este trastorno a menudo se considera como un miedo a salir. Sin embargo, es un término que encubre varios miedos. Además de incluir el miedo a salir de la propia casa, la agorafobia incluye el miedo a los lugares abiertos o llenos de gente y estar en lugares sin una salida clara.

Trastorno de ansiedad social

Las personas con trastorno de ansiedad social experimentan una incomodidad extrema en situaciones sociales. Algunos casos están relacionados con desencadenantes específicos, como hablar en público o realizar ciertas tareas con otras personas, pero los casos graves implican una ansiedad intensa cada vez que una persona está cerca de otras personas.

Trastorno de estrés postraumático

Conocido en forma abreviada como PTSD, es un trastorno de ansiedad en las personas mayores causado después de un evento amenazante o una experiencia traumática. Las personas con PTSD experimentarán períodos de intensa ansiedad provocada por circunstancias que les recordarán su trauma.

Trastorno obsesivo compulsivo

Contrariamente a los conceptos erróneos populares, las obsesiones en ancianos no son simplemente un deseo de mantener las cosas ordenadas. El verdadero TOC implica una ansiedad extrema si ciertas compulsiones, como cerrar una puerta con llave varias veces, no se satisfacen. Es probable que una persona con TOC sienta que sucederán cosas malas si no realiza ciertas acciones. Para algunas personas con TOC, salir de casa implica tantas compulsiones que es más fácil quedarse adentro para evitar la ansiedad.

Sin embargo, la ansiedad puede tomar muchas formas y tener muchos factores desencadenantes. Como resultado, hay más ejemplos de trastornos de ansiedad en personas adultas más allá de esta lista.

Persona mayor con ansiedad y depresión. MimoCare ofrece cuidadoras a domicilio en Málaga para evitar la soledad en ancianos.

Tratamiento de la ansiedad en personas mayores

La ansiedad nunca es una experiencia agradable. Calmar la ansiedad en personas mayores puede ser agotador y dejar incómoda a la persona incluso una vez que las preocupaciones se hayan desvanecido. A veces, la lucha principal es la destrucción de las preocupaciones en primer lugar. A menudo, la ansiedad puede sentirse irracional, dejándonos avergonzados o molestos con nosotros mismos.

Una de las cosas más importantes que hay que recordar es que los trastornos de ansiedad, y otras enfermedades de salud mental, no son un signo de debilidad. Todos luchan a veces, y los problemas de salud mental pueden afectar incluso a las personas más seguras.

Además, existen formas de como controlar la ansiedad en personas mayores, incluidas técnicas y terapias de autoayuda.

Ejercicios de respiración

Uno de los síntomas más reconocibles de la ansiedad en personas mayores, es la hiperventilación o respiraciones rápidas. La respiración se vuelve rápida y superficial, lo que puede aumentar la sensación de incomodidad. Tomar el control de su respiracion puede ayudar a calmar sus nervios. Concéntrese en reducir la velocidad de su respiración, cuente hasta tres mientras inhala, luego cuente hasta tres nuevamente mientras exhala. Centrarse en su respiración también puede resultar en una agradable distracción.

Comprender la ansiedad

Comprender la ansiedad en personas mayores, a menudo ayuda a comprender la raíz del problema. Considerar llevar a cabo un registro de cuándo se experimenta ansiedad. Se puede notar patrones que luego se pueden abordar. Una vez que se comprende cuándo y por qué se experimenta ansiedad,  se puede implementar planes para contrarrestar estos sentimientos. Si se recibe apoyo de un terapeuta o psiquiatra, el registro de ansiedad podría ayudar a brindar más soluciones.

Racionalice sus preocupaciones

La ansiedad en personas mayores puede ocurrir cuando los pensamientos se apoderan de ellas. Los escenarios hipotéticos por nuestra mente nos dejan pasar incómodos e incapaces de concentrarnos en otra cosa. A veces, estas sospechas pueden ser irracionales, pero pueden ser difíciles de convencer de esto cuando están todas interiorizadas. En su lugar, escriba sus pensamientos. Una vez que están escritos, no pueden parecer tan estresantes. También puede reinterpretar sus preocupaciones y considerar si alguna de ellas es realista o no. También es posible que pueda identificar soluciones para algunos.

Ejercicio

Mantenerse activo puede mejorar su salud mental. El ejercicio regular tiene muchos beneficios para el cuerpo, y estos incluyen la reducción del nerviosismo en ancianos. Hay algunas maneras en que el ejercicio ayuda a aliviar la ansiedad en personas mayores. Para empezar, proporciona una distracción de sus preocupaciones, mientras se concentra en su entrenamiento. El movimiento del cuerpo también ayuda a aliviar la tensión muscular, lo que puede contribuir a la ansiedad. Otro beneficio del ejercicio es que estimula la producción de neuroquímicos como la serotonina, que ayuda a mejorar la depresión y ansiedad en personas mayores.

Yoga y meditación

El yoga y la meditación son dos técnicas que se puede usar para controlar la ansiedad en personas mayores. Ambos procesos se centran en una mayor conciencia de su mente y cuerpo en el momento presente. Esto puede hacer que sea más fácil olvidar las preocupaciones sobre los próximos eventos. Además, el yoga y la meditación incorporan ejercicios de respiración, que pueden ayudar a  controlar los síntomas de ansiedad.

Considere seguir clases online mediante la plataforma YouTube.

Terapia de comportamiento cognitivo

También puede ayudar a obtener apoyo profesional para controlar la ansiedad en personas mayores. Una de las principales formas de terapia recomendada para la ansiedad a los 60 años o más, es la terapia cognitiva conductual o TCC. La intención de la TCC es cambiar la forma de pensar acerca de ciertas situaciones. Puede ayudar a identificar los patrones de pensamiento que conducen a la negatividad o la ansiedad y, por lo tanto, a evitarlos. En cambio, se puede aprender a abordar los pensamientos de una manera diferente. La TCC se lleva a cabo con el apoyo de un terapeuta, que enseña cómo analizar mejores los pensamientos.

Medicamento

Para algunas personas, es posible que la autoayuda y la terapia no funcionen por sí solas. En estas situaciones, los medicamentos para tranquilizar ancianos contra la ansiedad puedan ayudar a controlar los síntomas. El médico se asegurará de que se esté debidamente informado sobre los tipos de medicamentos, cuánto tiempo tomarlos y los posibles resultados de tomarlos. Se ha descubierto que ciertos antidepresivos reducen los síntomas de ansiedad. Otros medicamentos que pueden controlar los síntomas de depresión y ansiedad en ancianos son la pregabalina y el diazepam.

Cuidadoras de personas mayores y ancianos

Envejecer en el hogar se ha convertido en una meta para muchas personas mayores en estos días. No solo a muchos les resulta más atractivo quedarse en casa entre los lugares y las personas que mejor conocen, sino que también les resulta una opción menos costosa que algunas alternativas, incluidas las residencias de ancianos.

Sin embargo, quedarse en casa no está exento de desafíos. A medida que envejecemos, incluso los entornos familiares pueden volverse difíciles de transitar debido a problemas de movilidad y salud. Los amigos y la familia pueden comenzar a separarse, lo que lleva al aislamiento y la soledad. Y algunos problemas de salud, especialmente los problemas como el Alzheimer, demencia o la ansiedad en personas mayores.

Afortunadamente MimoCare, agencia de atención domiciliaria pueden ampliar la capacidad de una persona mayor para vivir de forma independiente y pueden hacer que el envejecimiento en el hogar sea una alternativa viable en cada etapa del proceso de envejecimiento. Las cuidadoras en el hogar no solo pueden brindar asistencia física para una variedad de actividades cotidianas, sino que también pueden mejorar el bienestar de una persona mayor al proporcionar transporte, ayuda con las tareas domésticas y compañía esencial.

¿Por qué elegir MimoCare?

El énfasis de la compañía en la evaluación rigurosa de los empleados y la cuidadosa combinación de los clientes con los cuidadores, combinados con un registro de satisfacción de los empleados, aumentan las posibilidades de que las personas mayores puedan confiar en MimoCare para su cuidado personal a largo plazo. Cabe destacar, entre otras:

  • Cuidadoras especializadas en Alzheimer y demencia.
  • Altamente calificado en reseñas Google.
  • Pone a las posibles cuidadoras a través de un riguroso proceso de selección.
  • La atención es administrada por equipos de profesionales y la calidad de los cuidadores se monitorea continuamente.
  • Brinda atención horaria flexible.

La depresión y ansiedad en ancianos, posible causa de la soledad.

Esperamos que este artículo le haya brindado información útil sobre el control y manejo de la ansiedad en personas mayores. Si tiene preguntas o comentarios sobre el contenido, no dude en escribirnos, estamos en todas las redes sociales. Y como siempre, si le gustó el artículo, ¡le instamos a que lo comparta con otros!

Álvaro Morales

Álvaro Morales

Graduado en Trabajo Social y Redactor Jefe de MimoCare.
Encargado de tratar temas de ayuda y cuidados a domicilio a mayores.

¿Te ha resultado interesante esta publicación? ¡Compártela! 

Solicita información o
llámanos al 951 682 681

¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Estaremos encantados de proporcionarte la información que necesites y resolver todas tus dudas. Déjanos tus datos y un mensaje con tu consulta en el siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo muy pronto para asesorarte de manera totalmente gratuita y sin ningún compromiso.

Si quieres trabajar como cuidador/a o empleado/a del hogar, Pincha Aquí
Si necesitas un cuidador/a o empleado/a del hogar, rellena el formulario
LlámanosLlámanos
Ir arriba