fbpx

Caída del cabello en la tercera edad

A medida que una persona envejece, la caída del cabello en la tercera edad aumenta drásticamente. Si bien el adelgazamiento y la caída del cabello les sucede tanto a hombres como a mujeres, por lo general es más notorio en las mujeres porque usan el cabello más largo que la mayoría de los hombres. Es importante que los cuidadores de personas mayores entiendan tanto como puedan sobre el adelgazamiento y la caída del cabello en la vejez para que puedan ayudarlas a lidiar con las causas y trabajar juntos en la prevención.

¿Qué es la alopecia o caída del cabello en la tercera edad?

Desafortunadamente, la pérdida de cabello en los ancianos es algo que enfrentan tanto hombres como mujeres a medida que envejecen. Si bien la genética juega un papel importante, la pérdida de cabello en personas mayores es algo que puede ser causado por enfermedades o medicamentos, y hay tratamientos disponibles.

Esta condición médica es conocida como alopecia, que se presenta como caída de cabello en ancianos y calvicie. La pérdida de cabello es algo que tanto hombres como mujeres enfrentan a medida que envejecen. A medida que las personas se envejecen, la tasa de crecimiento de los folículos pilosos disminuye. Más destacado en los hombres, casi el 80% de los hombres mayores de 60 años muestra un adelgazamiento sustancial del cabello.

Después de la menopausia, las mujeres también comienzan a notar la pérdida y el adelgazamiento del cabello.

La alopecia puede ocurrir a cualquier edad y puede afectar solo el cuero cabelludo o todo el cuerpo. Puede ser temporal o permanente. La caída del cabello en la tercera edad repentina puede ser un síntoma de una afección subyacente más grave que requiere tratamiento. Cómo por ejemplo, síntoma de cáncer.

Qué es la alopecia o caída del cabello en la tercera edad

Tipos de alopecia en personas mayores

Cualquier cosa que interrumpa el ciclo de crecimiento natural y saludable del cabello puede provocar alopecia en la tercera edad. Algunos tipos de caída del cabello en la tercera edad se pueden evitar, pero otros pueden afectar a cualquier persona a cualquier edad. Su historial familiar, edad, sexo y raza pueden ser factores que influyan en la probabilidad de que desarrolle algún tipo de alopecia en adultos mayores. A continuación se incluyen los diferentes tipos de alopecia:

Alopecia areata

Se cree que la alopecia areata es una afección autoinmune que hace que el cabello se caiga, generalmente se cae el pelo a mechones en el cuero cabelludo u otros lugares del cuerpo donde crece el cabello, como la barba, las cejas o las pestañas. Los tipos de alopecia areata incluyen alopecia areata irregular, alopecia total, alopecia universal, alopecia barbae, alopecia areata difusa y alopecia ofiasis.

Alopecia androgenética

Pérdida de cabello de patrón masculino y pérdida de cabello de patrón femenino. El cabello cae en un patrón bien definido en los hombres, mientras que en las mujeres, el cabello generalmente se vuelve más delgado en toda la cabeza en lugar de retroceder en las sienes.

Alopecia cicatricial

Las alopecias cicatriciales primarias (también conocidas como alopecias cicatriciales o pérdida de cabello cicatricial) son un grupo de afecciones que destruyen el folículo piloso, lo reemplazan con tejido cicatricial y provocan la pérdida permanente del cabello. En la alopecia cicatricial centrífuga central, la pérdida de cabello comienza en el centro del cuero cabelludo y se extiende lentamente hacia el exterior.

Alopecia femenina en la tercera edad

Mucha gente piensa que la caída del cabello en la tercera edad solo afecta a los hombres. Sin embargo, se estima que más del 50% de las mujeres mayores de 50 años experimentarán una caída de cabello notable. La causa más importante de pérdida de cabello en las mujeres es la pérdida de cabello de patrón femenino, que afecta a aproximadamente un tercio de las mujeres susceptibles Cualquier mujer puede verse afectada por la caída del cabello. Sin embargo, suele ser más común en:

  • Mujeres mayores de 40 años.
  • Mujeres que acaban de tener hijos.
  • Mujeres que han tenido quimioterapia y aquellas que han sido afectadas por otros medicamentos.
  • Mujeres que a menudo tienen peinados que tiran del cabello (como colas de caballo apretadas o trenzas apretadas) o usan productos químicos agresivos en el cabello.
  • Mujeres menopáusicas.

Alopecia masculina en la vejez

La caída del cabello en la tercera edad en hombres ocurre a medida que los niveles hormonales van cambiando durante el ciclo de la vida, y especialmente en los últimos años. Los hombres normalmente pierden el cabello cuando interactúan tres factores principales: la genética, la edad y las hormonas.

La calvicie de patrón masculino ocurre cuando los niveles hormonales cambian a lo largo de la vida de un hombre. Los factores genéticos también influyen en la calvicie de patrón masculino. Estos factores contribuyen a la reducción gradual de las pequeñas cavidades de la piel en la base del cabello, conocidos como folículos pilosos del cuero cabelludo. El cabello crece progresivamente más corto y más fino hasta que no crecen nuevos cabellos.

La mayoría de los hombres desarrollan algún grado de calvicie, según su edad y composición genética. La caída del cabello en la tercera edad afecta hasta la mitad de todos los hombres a la edad de 50 años y hasta al 80 por ciento de los hombres en el mismo grupo a la edad de 70 años.

Los hombres con más familiares de primer y segundo grado que pierden el cabello tienen una mayor probabilidad de perder cabello ellos mismos.

Alopecia masculina en la vejez

¿Por qué se me cae el pelo al envejecer?

Si bien es normal que se caiga algo (la persona promedio pierde aproximadamente de 50 a 100 hebras por día), la pérdida excesiva de cabello generalmente es el resultado de uno de varios factores, incluidos los cambios hormonales, el estrés, las dietas agresivas y el envejecimiento regular. De hecho, envejecer es una de las causas más comunes de caída de cabello en la tercera edad.

A medida que envejecemos, los niveles hormonales cambian y el tamaño del folículo piloso también disminuye, lo que contribuye a la caída del cabello. En los hombres, la caída del cabello en la tercera edad comienza con frecuencia en la sien y la coronilla; en las mujeres, está más extendida en el cuero cabelludo, pero no es tan notoria.

Sin embargo, los cambios hormonales pueden interrumpir el ciclo de vida del cabello, disminuyendo el ciclo de crecimiento y extendiendo el ciclo de descanso, en cualquier etapa de la vida, y esto puede hacer que el cabello se vea más delgado en general. Las dietas agresivas también pueden hacer que el cuerpo deje de apoyar funciones no esenciales como el folículo piloso.

El pelo también cae por estrés, como la pérdida de un ser querido, el divorcio o incluso una enfermedad, puede causar la caída del cabello, ya que el estrés promueve altos niveles de cortisol que pueden hacer que el cuerpo cierre los folículos pilosos no esenciales para apoyar otras funciones esenciales.

¿Cómo evitar la caída del cabello en la tercera edad?

Mantener una buena dieta nutricionalmente equilibrada, evitando los alimentos grasos, el tabaco y los altos niveles de estrés es la mejor manera de prevenir las carencias que pueden derivar en la caída del cabello en la tercera edad.

Desafortunadamente, la pérdida de cabello de patrón masculino es hereditaria y no se puede prevenir por completo. Sin embargo, existen medicamentos y champús que pueden retrasar o incluso detener el inicio de la pérdida de cabello de patrón masculino mientras se utiliza.

Es una buena idea tratar de averiguar qué está causando la caída del cabello en la tercera edad antes de probar diferentes tratamientos y métodos disponibles para detenerla. Algunos tratamientos funcionarán mejor que otros para ciertas personas.

 
  • Si alguna vez experimenta una pérdida de cabello súbita, siempre debe consultar a su médico de cabecera para averiguar si esto es el resultado de una afección o trastorno médico subyacente. A veces, ciertos tratamientos (como algunos tratamientos para el cáncer) también provocarán la caída del cabello en la tercera edad. Sin embargo, en la mayoría de los casos, esta pérdida de cabello es temporal y el crecimiento normal del cabello se reanudará una vez que finalice el tratamiento o se haya tratado la enfermedad de raíz.

  • Del mismo modo, la caída del cabello en la tercera edad que es el
    resultado de una dieta deficiente, deficiencias nutricionales (como la deficiencia de vitamina A), el tabaquismo o la pérdida de cabello después de períodos intensos de estrés son temporales y pueden detenerse abordando el problema en si.
  • Si la caída del cabello en la tercera edad se reconoce como calvicie de patrón masculino , la forma más común de pérdida de cabello, desafortunadamente no se puede detener por completo. Sin embargo, hay varios tratamientos diferentes que pueden detener o retrasar temporalmente la caída del cabello mientras se usan.
Existen varios tratamientos diferentes para la caida del cabello.
Propecia se toma en forma de tabletas y contiene el ingrediente activo finasteridaEl tratamiento con Propecia solo afectará el cabello en el cuero cabelludo y actúa bloqueando la creación de DHT, que se cree que encoge los folículos pilosos y provoca la caída del cabello en la tercera edad. Al reducir los niveles de DHT en el cuerpo, Propecia puede detener e incluso revertir la caída del cabello al restaurar el crecimiento normal del cabello. Propecia es un medicamento de marca, pero también puede comprar Finasteride en forma de tableta que funciona de la misma manera.
El Minoxidil para mayores de 60 años puede ser utilizado tanto por hombres como por mujeres que experimentan caída del cabello en la tercera edad. Viene en forma de crema o espuma, que debe masajearse en el cuero cabelludo. Funciona aumentando el flujo de sangre a los folículos pilosos del cuero cabelludo y se ha demostrado que reduce la caída del cabello en la tercera edad, pero el cabello que vuelve a crecer será más débil que el resto del cabello.
Cómo evitar la caída del cabello en la tercera edad

¿Cuándo hay que preocuparse por la caída del cabello?

Uno de los mitos más grandes sobre la caída del cabello en la tercera edad es que perder cabello todos los días significa que se está quedando calvo: incluso las personas que no se ven afectadas por la pérdida permanente del cabello perderán una gran cantidad de cabello todos los días. Por regla general, es totalmente normal perder alrededor de 100 cabellos al día y estos suelen volver a crecer.

Sin embargo, si está perdiendo crecimiento mucho más que esto y hay poco nuevo, entonces es probable que tenga pérdida de cabello de patrón. Si pierde mucho cabello repentinamente o en un corto período de tiempo, debe consultar a su médico de cabecera de inmediato, ya que esto podría ser un signo de una afección médica subyacente.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la caída del cabello de la mujer?

Comenzar el tratamiento lo antes posible después de que comience la caída del cabello en la tercera edad da los mejores resultados, porque la alopecia androgenética prolongada puede destruir muchos de los folículos pilosos. El uso de antiandrógenos después de una caída prolongada del cabello ayudará a prevenir daños mayores y estimulará el crecimiento de algunos folículos que han estado inactivos pero que aún son viables.

A continuación encontrará una lista de tratamientos utilizados para tratar la caída del cabello en las mujeres.

  • Minoxidil.
  • Estrógeno y progesterona.
  • Anticonceptivos orales.
  • Inhibidores del receptor de andrógenos: espironolactona, cimetidina, acetato.
  • Ketoconazol.
  • Finasterida.
  • Dutasterida.
  • Acetato de ciproterona con etinilestradiol.

¿Qué tengo que comer para que no se me caiga el pelo?

Puede probar estos remedios naturales para la caída del cabello en la tercera edad desde la comodidad de su hogar, y la mejor parte es que probablemente ya tenga los ingredientes que necesita para comenzar.

Aceite de jojoba

Un cuero cabelludo que ha experimentado una secuela severa y prolongada a menudo resulta en caspa, poco brillo y mayor pérdida de cabello. Uno de los remedios naturales más efectivos para la caída del cabello en la tercera edad implica el uso de aceite de jojoba para hidratar los folículos pilosos del cuero cabelludo, lo que hace que el cabello sea nuevo sea saludable y fuerte.

El aceite también puede ayudar a que las células ciliadas se reproduzcan más rápido y, afortunadamente, no deja ningún residuo graso después de lavarlo. Para usar este tratamiento natural para la caída del cabello, caliente unas gotas del aceite en sus manos, masajee las raíces y luego lávese después de 10 a 15 minutos con su champú y acondicionador habituales.

Raíz de regaliz

La raíz de regaliz tiene una serie de cualidades beneficiosas cuando se trata de tratar la caída del cabello en la tercera edad de forma natural. Funciona para aliviar un cráneo seco, irritado o con costras. Pero, lo más importante, la raíz de regaliz abre los poros y fortalece los folículos pilosos debilitados, que a menudo es la causa principal de la caída del cabello en la tercera edad. Para comenzar a ver resultados instantáneos, aplique semanalmente o consuma por vía oral en forma de té de regaliz.

La raíz de regaliz es también una de las mejores gárgaras caseras para el dolor de garganta.

Ajo

Al igual que la cebolla, el ajo está lleno de minerales y vitaminas que acondicionan y revierten la caída del cabello de forma natural. Aplicar una pasta de dientes de ajo licuados puede ser un excelente remedio casero para detener la caída del cabello en la tercera edad de forma inmediata.

Leche de coco

Hay una razón por la que tantos champús y acondicionadores tienen una base de coco. El coco es conocido por sus potentes capacidades hidratantes. Por cierto, una de las principales razones de la pérdida del cabello en la tercera edad es tener el cuero cabelludo dañado debido a la secuela. Para revertir naturalmente la caída causada por la secuela y devolver la salud a los folículos pilosos, masajea las raíces con leche de coco y déjala reposar durante 10 minutos al día.

¿Qué vitaminas debo tomar si se me cae el pelo?

Las deficiencias de vitaminas pueden ser un factor de riesgo para la caída de cabello en la tercera edad. Algunas vitaminas y minerales que pueden ayudar a prevenir la caída incluyen:

  • Selenio.
  • Vitamina B.
  • Zinc.
  • Vitamina D.
  • Vitamina A.
  • Vitamina C.
  • Vitamina E.

Si está considerando tomar un suplemento multivitamínico debe hablar primero con su médico.

 

Esperamos que este artículo le haya brindado información útil sobre la caída del cabello en la tercera edad. Si tiene preguntas o comentarios sobre el contenido, no dude en escribirnos, estamos en todas las redes sociales. Y como siempre, si le gustó el artículo, ¡le instamos a que lo comparta con otros!

¿Te ha resultado interesante esta publicación? ¡Compártela! 

Solicita información o
llámanos al 951 682 681

¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Estaremos encantados de proporcionarte la información que necesites y resolver todas tus dudas. Déjanos tus datos y un mensaje con tu consulta en el siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo muy pronto para asesorarte de manera totalmente gratuita y sin ningún compromiso.

Si quieres trabajar como cuidador/a o empleado/a del hogar, Pincha Aquí
Si necesitas un cuidador/a o empleado/a del hogar, rellena el formulario
Llámanos
Ir arriba