fbpx

Diabetes: una guía útil

La diabetes es una enfermedad de por vida que afecta a alrededor de 5,3 millones de personas en España. Eso significa que más de una de cada 16 personas tiene la enfermedad. El número de personas con diabetes casi se ha triplicado desde 1996. Para 2030, estiman que alrededor de seis millones de personas tendrán diabetes.

Dado que los números crecen constantemente, hemos compilado esta guía sobre diabetes. El artículo de hoy se enfoca en la diabetes, mientras analizamos los síntomas, los tratamientos y las posibles causas de la afección.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes hace que los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre sean demasiado altos. Todos necesitamos glucosa ya que esto es lo que le da energía a nuestro cuerpo. El trabajo del páncreas es detectar glucosa en la sangre y liberar insulina. La insulina permite que la glucosa entre en nuestras células. Cuando tiene diabetes, es posible que su páncreas no produzca nada de insulina, que no produzca suficiente insulina o que el cuerpo no pueda usar la insulina que produce. Esto significa que, sin tratamiento, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo.

Hay dos tipos de diabetes: tipo 1 y tipo 2. El tipo 2 es la forma más común de diabetes y alrededor del 90 % de todos los adultos con la enfermedad tienen esta versión. Este tipo es cuando el páncreas no produce suficiente insulina para el cuerpo, o cuando la insulina producida no funciona correctamente.

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el páncreas deja de producir insulina. Para ayudarlo a comprender mejor los dos tipos de diabetes, ahora entraremos en detalles sobre cada uno.

Diabetes tipo 1

Como se mencionó anteriormente, la diabetes tipo 1 ocurre debido a que no hay insulina dentro de su cuerpo. Esto se debe a que el sistema inmunológico del cuerpo ha atacado y destruido las células vitales que producen insulina. Actualmente se desconoce la causa de la diabetes tipo 1; sin embargo, se ha descubierto que no es causado por sus elecciones de estilo de vida.

Otros nombres para esta enfermedad incluyen diabetes juvenil y diabetes de inicio temprano debido al hecho de que es más común en personas menores de 40 años y generalmente afecta a personas durante la adolescencia.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la diabetes tipo 1 incluyen:

  • Pérdida de peso: su cuerpo comenzará a descomponer su propia grasa y músculo, lo que hará que pierda mucho peso corporal.
  • Deshidratación: una reacción al síntoma número uno, su torrente sanguíneo puede volverse ácido y causarle mucha sed y deshidratación.
  • Necesitar más ir al baño: esto es especialmente preocupante si se levanta constantemente durante la noche para ir al baño.
  • Cansancio: es posible que se sienta constantemente más débil y cansado a lo largo del día.
  • Visión borrosa.
  • Prurito en los genitales.
  • Cortes que tardan más en sanar.

Los síntomas de la diabetes tipo 1 se desarrollan rápidamente durante un período de tres o cuatro semanas. Debe visitar a su médico si experimenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente.

TRATAMIENTO

Si le diagnostican diabetes tipo 1, necesitará inyecciones regulares de insulina a lo largo de su vida para mantener sus niveles de glucosa normales. Cuando reciba el diagnóstico por primera vez, se le enseñará cómo hacer esto y cómo combinar la cantidad de insulina con los tipos de alimentos que come y la cantidad de ejercicio que hace.

Las mayoría de las personas necesitan inyectarse entre 2 y 4 veces al día. Una alternativa a las inyecciones es una bomba de insulina, que ofrece más flexibilidad y control sobre su condición.

Además de las inyecciones, las personas con diabetes Tipo 1 también deben controlar sus niveles de azúcar en la sangre a lo largo del día. Esto se hace haciendo un rápido análisis de sangre por punción en el dedo para asegurarse de que sus niveles no sean demasiado altos o demasiado bajos. Una vez más, sus médicos le explicarán cuáles deberían ser sus niveles ideales de glucosa en sangre.

La diabetes tipo 1 puede aumentar el riesgo de otras afecciones médicas, como enfermedades cardíacas, renales y derrames cerebrales. Para reducir su riesgo, se le puede recomendar que tome medicamentos para ayudar a controlar la presión arterial alta, una estatina para reducir los niveles altos de colesterol y una aspirina de dosis baja para ayudar a prevenir un accidente cerebrovascular.

VIVIR CON DIABETES TIPO 1

Si le diagnostican diabetes tipo 1, deberá seguir una dieta saludable rica en fibra, con muchas frutas y verduras, y baja en grasas, sal y azúcar. Es importante comer regularmente e incluir carbohidratos con almidón como la pasta. Un dietista especializado en diabetes se sentará con usted personalmente para ayudarlo con sus planes de alimentación.

También es muy importante hacer ejercicio regularmente para ayudar a mantener bajo el nivel de glucosa en la sangre. Se recomienda que su objetivo sea hacer al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada cada semana. Siempre debe hablar con su médico antes de comenzar una nueva actividad.

Si es fumador o bebedor empedernido, también deberá eliminar estos hábitos de su vida. La diabetes ya aumenta el riesgo de problemas cardíacos, pero fumar puede aumentar este riesgo aún más. El alcohol, por otro lado, puede tener un efecto adverso en sus niveles de glucosa en sangre y también puede afectar su capacidad para llevar a cabo sus tratamientos con insulina.

Las personas que viven con diabetes tipo 1 también deberán tener mucho cuidado con sus pies. La condición está relacionada con la mala circulación sanguínea en los pies y la glucosa en la sangre puede dañar los nervios. Tendrá un mayor riesgo de desarrollar problemas como úlceras en los pies e infecciones. Para ayudar a reducir este riesgo, debe:

  • Use zapatos que le queden bien.
  • Visite regularmente a un especialista en cuidado de los pies.
  • Revise sus pies en busca de cortes, ampollas o rozaduras.
  • Visite a su médico si tiene una lesión en el pie que no comienza a sanar en unos pocos días.

Diabetes tipo 2

El tipo 2 ocurre cuando no se produce suficiente glucosa y la que se produce no funciona correctamente. Necesitamos insulina para ayudar a mover la glucosa de nuestra sangre a nuestras células, para que podamos usarla como energía.

Esta forma de la condición a menudo está relacionada con la obesidad y, a diferencia del Tipo 1, es más común en las personas mayores. Otros factores que pueden causar diabetes tipo 2 incluyen antecedentes familiares, edad y origen étnico.

SÍNTOMAS

Los síntomas del tipo 2 son muy similares a los del tipo 1, sin embargo, no se desarrollan tan rápido ni con tanta fuerza, lo que significa que puede tener la enfermedad durante muchos años sin siquiera darse cuenta.

Como siempre, si siente que puede tener algunos de los síntomas relacionados con esta enfermedad, debe programar una cita con su médico lo antes posible.

TRATAMIENTO

Después de ser diagnosticado con Tipo 2, su médico de cabecera le indicará que realice cambios en su estilo de vida para cuidar su salud. Las tres áreas principales que deberá examinar y realizar cambios son:

  1. Alimentación saludable:  aumentar la cantidad de fibra y reducir el consumo de azúcar y grasas.
  2. Perder peso: para ello, reduzca gradualmente la ingesta de calorías y sea más activo físicamente.
  3. Hacer ejercicio regularmente: es importante mantenerse activo mediante una variedad completa de actividades aeróbicas y de fortalecimiento muscular.

Como esta forma de la enfermedad empeora con el tiempo, es posible que estos cambios no sean suficientes. Eventualmente, es posible que deba tomar medicamentos para ayudar a controlar sus niveles de glucosa en sangre. Para empezar, esto generalmente será en forma de tabletas o inyecciones.

El primer medicamento comúnmente utilizado para ayudar a tratar el tipo 2 se conoce como metformina. Este medicamento reduce la cantidad de glucosa liberada en el torrente sanguíneo por el hígado y hace que las células de su cuerpo respondan mejor a la insulina. Otros tipos de medicamentos incluyen:

  • Sulfonilureas: esto aumenta la cantidad de insulina producida por el páncreas.
  • Pioglitazona: esto hace que las células de su cuerpo sean más sensibles a la insulina, por lo que se extrae más glucosa de su sangre.
  • Gliptinas: funcionan previniendo la descomposición de una hormona natural conocida como GLP-1, que ayuda al cuerpo a producir insulina en respuesta a niveles altos de glucosa en la sangre.

Su riesgo de enfermedad cardíaca, sufrir un accidente cerebrovascular y enfermedad renal aumenta si tiene diabetes tipo 2, por lo que se recomienda que tome otros medicamentos, como medicamentos antihipertensivos para controlar la presión arterial alta.

VIVIR CON DIABETES TIPO 2

Como se mencionó anteriormente, deberá realizar varios cambios en su estilo de vida una vez que le hayan diagnosticado diabetes tipo 2. Su bienestar y salud deben ser su enfoque, y necesitará vivir un estilo de vida saludable para cuidar su cuerpo.

Una vez diagnosticado, se le asignará un equipo de respuesta a la diabetes con el que estará en contacto regular. Le revisarán los ojos, los pies y los nervios regularmente porque también pueden verse afectados por la diabetes. También se realizarán varias pruebas al menos una vez al año para ver qué tan bien se está controlando su condición.

Además de seguir los consejos proporcionados en este artículo, también deberá hacerse un examen de la vista una vez al año para detectar retinopatía diabética. Esta es una enfermedad ocular en la que los pequeños vasos sanguíneos del ojo se dañan. Esto sucede si su nivel de glucosa en sangre es demasiado alto durante un largo período de tiempo. Si esto no se trata, puede sufrir pérdida de la vista.

Prevención de la diabetes

¿Sabía que alrededor de tres de cada cinco casos de diabetes tipo 2 se pueden prevenir o retrasar? La mejor manera de reducir su riesgo es comer mejor, moverse más y perder peso si tiene sobrepeso.

Si su médico lo coloca en riesgo de padecer la enfermedad, le dará muchos consejos sobre los tipos de alimentos que debe comer y la cantidad de actividad física que debe realizar cada semana. Debe tomar esta advertencia muy en serio si quiere evitar que le diagnostiquen.

Cuanto más sano y más activo sea, menor será el riesgo de diabetes. Lo mejor que puedes hacer es fijarse metas claras: ¿Cuánto peso quieres perder para una fecha determinada? ¿Qué peso desea levantar para esta fecha?

Siempre debe hacer todo lo posible para planificar con anticipación cuando se trata de sus comidas, especialmente si trabaja a tiempo completo. Es demasiado fácil elegir una comida para llevar cuando llegas a casa del trabajo después de un largo día.

¿Te ha resultado interesante esta publicación? ¡Compártela! 

Solicita información o
llámanos al 951 682 681

¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Estaremos encantados de proporcionarte la información que necesites y resolver todas tus dudas. Déjanos tus datos y un mensaje con tu consulta en el siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo muy pronto para asesorarte de manera totalmente gratuita y sin ningún compromiso.

Si quieres trabajar como cuidador/a o empleado/a del hogar, Pincha Aquí
Si necesitas un cuidador/a o empleado/a del hogar, rellena el formulario
Llámanos
Ir arriba