fbpx

La depresión en nuestros mayores

La depresión o sentirse deprimido de vez en cuando es una parte normal de la vida, pero si estos sentimientos duran algunas semanas o meses, es posible que tenga depresión. Lea este artículo para encontrar signos y síntomas comunes de depresión, opciones de tratamiento y si usted o su ser querido pueden estar en riesgo de depresión.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo grave. Puede afectar la forma en que se siente, actúa y piensa. La depresión es un problema común entre los adultos mayores, pero la depresión clínica no es una parte normal del envejecimiento. De hecho, los estudios muestran que la mayoría de los adultos mayores se sienten satisfechos con su vida, a pesar de tener más enfermedades o problemas físicos que las personas más jóvenes. Sin embargo, si ha experimentado depresión cuando era más joven, es más probable que tenga depresión cuando sea un adulto mayor.

La depresión es grave y hay tratamientos disponibles para ayudar. Para la mayoría de las personas, la depresión mejora con el tratamiento. El asesoramiento, los medicamentos u otras formas de tratamiento pueden ayudar.

Hay varios tipos de depresión que los adultos mayores pueden experimentar:

  • Trastorno depresivo mayor: incluye síntomas que duran al menos dos semanas y que interfieren con la capacidad de una persona para realizar las tareas diarias.
  • Trastorno depresivo persistente: un estado de ánimo depresivo que dura más de dos años, pero la persona aún puede realizar las tareas diarias, a diferencia de alguien con trastorno depresivo mayor.
  • Trastorno depresivo inducido por sustancias/medicamentos: depresión relacionada con el uso de sustancias, como alcohol o analgésicos.
  • Trastorno depresivo debido a una condición médica: depresión relacionada con una enfermedad como la esclerosis múltiple o una enfermedad cardíaca.

Otras formas de depresión incluyen la depresión psicótica, la depresión posmenopáusica y el trastorno afectivo estacional.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la depresión?

Hay muchas cosas que pueden ser factores de riesgo de la depresión. Para algunas personas, los cambios en el cerebro pueden afectar el estado de ánimo y provocar depresión. Otros pueden experimentar depresión después de un evento importante en la vida, como un diagnóstico médico o la muerte de un ser querido. A veces, las personas que se encuentran bajo mucho estrés, especialmente las personas que cuidan a sus seres queridos con una enfermedad o discapacidad grave, pueden sentirse deprimidas. Otros pueden deprimirse sin una razón clara.

Las investigaciones han demostrado que estos factores están relacionados con el riesgo de depresión, pero no necesariamente la causan:

  • Condiciones médicas, como accidente cerebrovascular o cáncer.
  • Genes: las personas que tienen antecedentes familiares de depresión pueden tener un mayor riesgo
  • Estrés, incluido el estrés del cuidador.
  • Problemas de sueño.
  • Aislamiento social y soledad.
  • Falta de  ejercicio o actividad física.
  • Limitaciones funcionales que dificultan la participación en las actividades de la vida diaria.
  • Adicción y/o alcoholismo: incluidos en el trastorno depresivo inducido por sustancias

¿Cuáles son los signos y síntomas de la depresión?

¿Cómo sabe si usted o su ser querido pueden tener depresión? ¿La depresión se ve diferente con la edad? La depresión en los adultos mayores puede ser difícil de reconocer porque las personas mayores pueden tener síntomas diferentes a los de las personas más jóvenes. Para algunos adultos mayores con depresión, la tristeza no es su síntoma principal. En cambio, podrían sentirse más como un entumecimiento o una falta de interés en las actividades. Es posible que no estén tan dispuestos a hablar sobre sus sentimientos.

La siguiente es una lista de síntomas comunes. Aún así, debido a que las personas experimentan la depresión de manera diferente, puede haber síntomas que no están en esta lista.

  • Estado de ánimo triste, ansioso o “vacío” persistente.
  • Sentimientos de desesperanza, culpa, inutilidad o impotencia.
  • Irritabilidad, inquietud o dificultad para quedarse quieto.
  • Pérdida de interés en actividades que alguna vez fueron placenteras, incluido el sexo.
  • Disminución de energía o fatiga.
  • Moverse o hablar más despacio.
  • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones.
  • Dificultad para dormir, despertarse demasiado temprano en la mañana o quedarse dormido.
  • Comer más o menos de lo habitual, generalmente con aumento o pérdida de peso no planificado.
  • Pensamientos de muerte o suicidio, o intentos de suicidio.

Si tiene varios de estos signos y síntomas y duran más de dos semanas, hable con su médico. Estos podrían ser signos de depresión u otra condición de salud. No ignore las señales de advertencia. Si no se trata, la depresión grave puede conducir a la muerte por suicidio.

¿Cómo se trata la depresión?

La depresión, incluso la depresión grave, se puede tratar. Es importante buscar tratamiento tan pronto como comience a notar los signos. Las formas comunes de tratamiento para la depresión incluyen:

  • Psicoterapia, que puede ayudar a una persona a identificar y cambiar las emociones, los pensamientos y los comportamientos problemáticos. Los ejemplos de enfoques específicos para el tratamiento de la depresión incluyen la terapia cognitivo-conductual y la terapia interpersonal.
  • Medicamentos para la depresión que pueden equilibrar las hormonas que afectan el estado de ánimo, como la serotonina. Hay muchos tipos diferentes de medicamentos antidepresivos de uso común.
  • Terapia electroconvulsiva durante la cual se colocan electrodos en la cabeza de una persona para permitir que una corriente eléctrica suave y segura pase a través del cerebro. Este tipo de terapia generalmente se considera solo si la enfermedad de una persona no ha mejorado con otros tratamientos.

Se ha demostrado que el tratamiento, en particular una combinación de psicoterapia y medicamentos, es eficaz para los adultos mayores. Sin embargo, no todos los medicamentos o terapias serán adecuados para todos. Las opciones de tratamiento difieren para cada persona y, a veces, se deben probar múltiples tratamientos para encontrar uno que funcione.

¿Se puede prevenir la depresión?

Muchas personas se preguntan si se puede prevenir la depresión y cómo pueden reducir el riesgo de depresión. Aunque la mayoría de los casos de depresión no se pueden prevenir, los cambios saludables en el estilo de vida pueden tener beneficios a largo plazo para su salud mental.

Aquí hay algunos pasos que puede tomar:

  • Manténgase físicamente activo y coma una dieta sana y equilibrada. Esto puede ayudar a evitar enfermedades que pueden provocar discapacidad o depresión. Se ha demostrado que algunas dietas, incluida la baja en sodio, reducen el riesgo de depresión.
  • Duerma de 7 a 9 horas cada noche.
  • Manténgase en contacto con amigos y familiares.
  • Participe en actividades que disfrute .
  • Informe a sus amigos, familiares y a su médico cuando experimente síntomas de depresión.
¿Te ha resultado interesante esta publicación? ¡Compártela! 

Solicita información o
llámanos al 951 682 681

¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Estaremos encantados de proporcionarte la información que necesites y resolver todas tus dudas. Déjanos tus datos y un mensaje con tu consulta en el siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo muy pronto para asesorarte de manera totalmente gratuita y sin ningún compromiso.

Si quieres trabajar como cuidador/a o empleado/a del hogar, Pincha Aquí
Si necesitas un cuidador/a o empleado/a del hogar, rellena el formulario
Llámanos Ir arriba