fbpx

Seguro que te lo estás preguntando…

Nuestra empresa posee una gran red de profesionales que reúnen una serie de aptitudes específicas para el cuidado de mayores y/o dependientes en su propio domicilio, bien en régimen interno, externo o por horas.

También se prestan servicios de acompañamiento en ingresos hospitalarios o por períodos cortos en momentos determinados.

Por otro lado, MimoCare también cuenta con un gran equipo profesional de personas empleadas del hogar para hacerse con tus quehaceres domésticos y no tengas de qué preocuparte.

En el momento de activación del servicio como usuario de MimoCare, se te asigna un gestor el cual estará localizable vía teléfono o email para darte apoyo y solución en todo lo que ocurra, tramitando las incidencias en el menor tiempo posible

Todas las personas que forman parte de nuestro equipo reúnen una serie de requisitos esenciales y minuciosos, tales como la formación, experiencia demostrable, currículums contrastados y situación regulada.

Solo trabajan profesionales cualificados y a todos les mueve algo común, el cariño y vocación hacia su trabajo.

Un cuidador MimoCare también presta apoyo emocional y la empatía la lleva por bandera. Otro valor muy destacado, es la discreción y la confianza.

Desde MimoCare solo queremos que nos detalles cual es vuestra situación familiar, necesidades, limitaciones, patologías… y nuestro equipo comenzará a trabajar. Hacemos una exhaustiva selección de personal con los criterios previos comentados y entre varios perfiles, os decantaréis por el que más guste. La última decisión es de la familia.

Ahora sí, relájate y déjalo todo en nuestras manos. Tu preocupación ha terminado.

Una vez seleccionado el profesional, MimoCare se hace cargo de toda la documentación. Procedemos al alta del empleado en la Seguridad Social, redacción y firma del contrato entre las partes y también su nómina mensual.

Nuestro equipo está integrado por trabajadores sociales, recursos humanos y gestores administrativos laborales con gran experiencia en el sector.

El empleador será el titular del hogar familiar o algún conviviente del lugar donde se presten los servicios. 

Una vez aceptado el servicio se gestionan los trámites y los pagos para que se realicen todos los meses y no tengas de que preocuparte.

Se domicilia en tu cuenta el pago de la seguridad social del empleado y nuestra cuota de servicios. El pago al profesional se lo puedes hacer en efectivo o por transferencia bancaria, como acordéis entre ambas partes.

En el momento de la activación del servicio, se comienza con la búsqueda del empleado idóneo facilitando varios perfiles. Pero no te preocupes si finalmente por una parte u otra la convivencia no es factible. El servicio de búsqueda de empleado es ilimitado, por lo que comenzaríamos de nuevo con la selección de personal. La última palabra la tiene siempre el usuario y desde MimoCare lo único que perseguimos es la satisfacción total de la familia.

Claro que sí. Al comienzo hay un período de 15 días en el que cualquiera de las partes puede dar por extinguido el contrato y sin indemnización ni preaviso alguno.

Después los conceptos que se abonan en el finiquito serían: vacaciones generadas y no disfrutadas, parte proporcional de extras si no han sido prorrateadas y el salario del mes trabajado. Además, se le debe indemnizar al empleado con 12 días por cada año trabajado con un tope de seis mensualidades, que viene siendo similar a 1 día por cada mes trabajado, siempre teniendo en cuenta la causa de la finalización del contrato entre las partes. No siempre se está en derecho de cobrar indemnización.

Podemos hacerte un presupuesto a medida según la situación familiar, pero lo que engloba todo servicio es el salario neto del empleado, la cuota de la Seguridad Social y nuestra cuota mensual de mantenimiento que cubre todas las gestiones, necesidades o tramitaciones referente al personal: gestión de bajas, vacaciones, sustituciones, nóminas…

La activación inicial para comenzar los servicios se abona mediante transferencia bancaria o con tarjeta de crédito, y la cuota mensual por domiciliación bancaria en la cuenta que se indique.

Las nóminas son confeccionadas por el equipo de administración de MimoCare y se las hacemos llegar tanto al profesional como al empleador.

Siempre que haya alguna variación en el mes, por ejemplo, algún festivo o ausencia sin justificar del empleado, hay que comunicarlo al gestor asignado, para que se lleve a cabo dicha modificación de la nómina antes que sea generada.

El empleador es quien debe paga al cuidador bien por transferencia bancaria o en efectivo, como acuerden previamente las partes.

El contratar a alguien al borde de la legalidad tiene muchas consecuencias.

La primera que se incurre en un delito legal, ya que todo trabajador debe estar dado de alta en la Seguridad Social y cumplir con todo el reglamento del ámbito laboral. Lleva aplicado una sanción que oscila desde los 6.251€ a los 187.000€ dependiendo la infracción cometida que se catalogan en grado mínimo, medio y máximo.

Al contratar a alguien sin documentación no se puede comprobar ni verificar su preparación y profesionalidad. Tampoco pedir referencias en empleos anteriores. Recordemos que va a llevar a cabo una función muy importante, la del cuidado de una persona mayor y/o dependiente.

Por último, las contrataciones legales protegen a las familias y sus enseres personales, pudiendo tomar medidas legales en caso de ser necesario.

Lo que a priori te puede parecer muy económico, a largo plazo puede ocasionarte muchos problemas, y lo más importante, ¿en manos de quien estamos dejando a nuestras familias? ¿Vas a escatimar en el cuidado de alguien tan importante para ti?

Piénsalo, no merece la pena.

Tengamos en cuenta, que los profesionales son personas, por lo que es posible que causen baja por enfermedad común o accidente laboral. El parte médico se nos tiene que hacer llegar y procedemos a la sustitución del cuidador en el menor tiempo posible.

Por otro lado, los empleados tienen por ley un mes de vacaciones al año.

Ante estos dos casos, MimoCare se hace cargo de todo el trámite laboral, es decir, cubrimos su ausencia hasta su nueva incorporación.

Ante la posible ausencia siempre que pueda ser prevista, hay que avisar a MimoCare con mínimo 15 días para poder asegurar cubrir la sustitución (refiriéndonos a vacaciones)

El empleador siempre soportará los gastos de Seguridad Social y salario de los empleados.

No, para nada. Nuestro cometido es encontrar al empleado ideal y hacer soporte de apoyo en todo lo que se necesite. Mensualmente confeccionamos las nóminas de los empleados, cubrimos posibles bajas, vacaciones, …

Nos gusta tener con nuestros usuarios un contacto y trato cercano, para estar al corriente de todo lo que ocurre y atender quejas o sugerencias.

Así que no te extrañes, nuestras llamadas serán muy frecuentes…

El tiempo medio estimado son 7 días laborales, aunque trabajamos para acortarlo siempre y que el servicio comience en el menor tiempo posible. Se contemplan urgencias que son tarificadas aparte.

Los tiempos también oscilan dependiendo de la localización del usuario, patologías y posibles demoras de la administración pública.

Si estas preguntas no han resuelto tus dudas, estás tardando en llamarnos.

¡Estaremos encantados de atenderte! 😊

Solicita información o
llámanos al 951 682 681

¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Estaremos encantados de proporcionarte la información que necesites y resolver todas tus dudas. Déjanos tus datos y un mensaje con tu consulta en el siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo muy pronto para asesorarte de manera totalmente gratuita y sin ningún compromiso.

Si quieres trabajar como cuidador/a o empleado/a del hogar, Pincha Aquí
Si necesitas un cuidador/a o empleado/a del hogar, rellena el formulario

¿Dónde está MimoCare?

¿No encuentras tu ciudad? Ponte en contacto con nosotros

¿Necesitas un cuidador/a para tus padres?

Llámanos
Ir arriba