fbpx

Beneficios de la meditación para personas mayores

A medida que envejecemos, muchos de nosotros notaremos que nuestras mentes y cuerpos no funcionan exactamente como antes. Ya sea recordando nombres o recordando dónde colocamos nuestras llaves, hay veces que nos preguntamos si nuestro cerebro está teniendo un momento de niebla mayor o si estamos sufriendo de pérdida de memoria. Para esto la meditación es una gran ayuda

Si bien es natural suponer lo peor, debemos dar un paso atrás y darnos cuenta de que muchos de nuestros problemas pueden ser causados ​​por el estrés y la ansiedad. Sí, incluso cuando seamos mayores y más sabios, el estrés puede afectar nuestros cuerpos de maneras asombrosas y alarmantes. Esto hace que sea esencial que aprendamos formas de mantener a raya el estrés y que analicemos las formas en que la meditación mantiene saludables a las personas mayores.

7 maneras en que la meditación mantiene saludables a las personas mayores

Muchas personas encuentran que la meditación es beneficiosa, independientemente de su edad. Sin embargo, muchos expertos están descubriendo que la meditación podría ser “la fuente de la juventud” para nuestro cerebro y nuestro cuerpo. A continuación se incluye solo una pequeña muestra de los muchos beneficios que las personas mayores pueden obtener al practicar la meditación:

  1. La meditación puede potenciar nuestra memoria.
  2. La respiración profunda durante la meditación mejora la circulación de la sangre y el oxígeno, lo que beneficia a todos nuestros órganos.
  3. Alivia los problemas y síntomas digestivos.
  4. La respiración regulada aumenta la ingesta de oxígeno, lo que puede estimular nuestro sistema inmunológico. Esto nos ayuda a mantenernos saludables y combatir virus, bacterias y más.
  5. Estimula el área del cerebro responsable de sentirse bien o feliz.
  6. Se estimula el estado de alerta mental y la capacidad. De hecho, la meditación puede ser más efectiva que completar un crucigrama.
  7. Evita el estrés que puede derivarse de una enfermedad crónica , discapacidad o duelo.

Ayudar a las personas mayores a meditar

Ahora que sabemos cuán beneficiosa puede ser la mediación para las personas mayores, es importante que encontremos formas de incorporar esta práctica en nuestras rutinas diarias. Afortunadamente, la meditación no tiene por qué ser difícil o costosa. Hay algunos consejos que podemos adoptar para ayudarnos a respirar nuestro camino hacia la calma.

Conviértalo en una prioridad todos los días

Esto puede sonar abrumador al principio, pero la meditación se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. Solo asegúrese de ponerlo en su calendario y reservar 20 minutos todos los días para reflexionar, respirar y estar atento.

Mantenga las cosas simples

La meditación no debe ser complicada ni llevar mucho tiempo. Concéntrese en la respiración o en las sensaciones que experimenta todos los días. Por ejemplo, tómese el tiempo para notar la sensación del agua tibia bañando su piel, el calor relajante de la luz del sol que entra por la ventana de la cocina o la ráfaga de viento sobre su cara en su caminata matutina.

Cree un lugar feliz

En su casa o habitación, encuentre un lugar que puedas reservar para la relajación y la meditación. La clave es usar esta área pacífica cuando necesite calmar sus nervios o simplemente busque un poco de tiempo de inactividad mental. Puede ser una silla cómoda en la esquina o una habitación pequeña donde no lo interrumpan, en cualquier lugar donde pueda limitar las distracciones y disfrutar de la tranquilidad.

Deje que la tecnología le guíe

Obviamente, no todos somos gurús con conocimientos expertos en encontrar nuestra paz interior. Si no está seguro de cómo comenzar a meditar, consulte Internet o un podcast para encontrar meditaciones guiadas. Estos viajes le ayudarán a relajarse y despejar su mente sin agregar el estrés de tratar de aprender una nueva habilidad.

Use piedras preciosas o cristales

Hoy en día, los defensores de la salud están promoviendo los beneficios de usar piedras o cristales para ayudar con la meditación. Durante años, la gente ha estado colocando piedras o cristales en áreas designadas de su cuerpo para ayudar a activar una conciencia superior de la mente. Esta tendencia puede ayudarle a ser más consciente de su proceso de pensamiento y respiración.

Tome una respiración profunda

Una manera fácil para que las personas mayores mediten es enfocándose en su respiración. Tome cinco respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Esta técnica puede ayudarle a reducir la velocidad y relajarse.

Corra un poco de agua

Muchos de nosotros recurrimos a tomar un baño caliente cuando estamos estresados ​​y necesitamos quitarnos la ansiedad del día. Además de calmar nuestros músculos, el agua puede ser muy terapéutica. Para las personas mayores, sin embargo, no siempre podemos bañarnos cuando queremos. PERO, podemos aprovechar los sonidos relajantes del agua para ayudarnos a meditar . Abra el grifo o escuche una grabación de agua en movimiento y concéntrese en escuchar solo el ruido blanco.

Brille una luz

Cuando medite, imagine un orbe de luz blanca flotando sobre su cuerpo. Luego, imagine la luz flotando por su cuerpo. A medida que pasa sobre un área, imagine que la luz relaja sus músculos. Esta es una herramienta sorprendentemente efectiva para usar cuando se siente abrumado o necesite calmarse.

¿Te ha resultado interesante esta publicación? ¡Compártela! 

Solicita información o
llámanos al 951 682 681

¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Estaremos encantados de proporcionarte la información que necesites y resolver todas tus dudas. Déjanos tus datos y un mensaje con tu consulta en el siguiente formulario. Nos pondremos en contacto contigo muy pronto para asesorarte de manera totalmente gratuita y sin ningún compromiso.

Si quieres trabajar como cuidador/a o empleado/a del hogar, Pincha Aquí
Si necesitas un cuidador/a o empleado/a del hogar, rellena el formulario
Llámanos
Ir arriba